Feria de Málaga

Feria de Málaga cada mes de Agosto

La historia de la Feria de Málaga memora la toma de la ciudad por parte de los Reyes Católicos el diecinueve de agosto de mil cuatrocientos 87, incorporándola a la Corona de Castilla.

Estos dieron a la ciudad la imagen de la Virgen de la Victoria. El recién formado Municipio acordó como conmemoración de la toma de la ciudad por los Reyes Católicos, se hiciera una celebración anual el día de la Asunción, para festejar aquel hecho.

La celebración tuvo lugar el 15 de agosto de 1491 con una procesión. El siguiente año se trasladó la celebración de la fiesta al día 19 de agosto, día de San Luis. Ese año hubo una procesión y una pequeña corrida con cuatro toros. Prosiguió celebrándose la celebración de año en año, y en el siglo XVII se tiraban cohetes y se montaban espectáculos de fuegos de artificio. En la procesión se llevaba el estandarte real con el que se ganó Málaga, y la procesión se dirigía desde la Catedral hasta la iglesia de la ciudad de Santiago donde se festejaba la misa. Con el transcurso del tiempo, la festividad de San Luis fue quedando reducida a la misa y el sermón.

Posteriormente, y coincidiendo con las celebraciones Rituales del Cabildo Catedralicio, el Cabildo Municipal de Málaga estableció el inicio de las fiestas populares que en ese año se celebraron el quince de agosto. En 1887, como la celebración del IV Centenario de la conquista, se retoma la data tradicional de la toma de Málaga por los cristianos y se instaura la procesión de la Virgen de la Victoria, una procesión simulando la entrada de los Reyes Católicos y su ejército, exposiciones de plantas y flores, regatas, conciertos, corridas de toros, etcétera

La Feria de Málaga ha tenido múltiples puntos de encuentro durante su historia. En un inicio, la Feria de Málaga se instaló en el Muelle de Heredia, pasando por el Parque, Teatinos y otros lugares hasta llegar a su actual localización en el Cortijo de Torres, lugar en el que se halla también el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga.

El viernes de los Fuegos se da el pistoletazo de salida con el pregón, previamente se festejaba en el balcón del Municipio pero desde hace unos años se hace en la playa de la Malagueta.

feria malaga centro

 

Feria del Centro en Málaga

Durante los días de Feria, pasado el mediodía, el Centro Histórico de Málaga invita a la alegría y a la celebración. Toda la parte antigua de la urbe, con la calle Larios como centro neurálgico, acapara la atención de malagueños y visitantes. Los malagueños gustan de celebrar sus fiestas en exactamente el mismo sitio en el que habitualmente se desarrolla la vida de la urbe, el ajetreo, el trabajo diario. En los bares, cafeterías y casetas dispuestas al efecto se puede disfrutar y degustar los desprendidos vinos de la tierra, como degustar la gran variedad de tapas preparadas para acompañarlos.

Y es que en estas fechas es un deleite especial degustar nuestro vino de Málaga, un vino ligado históricamente a las artes. Su singularidad y su noble ascendencia lo han hecho objeto de numerosas referencias literarias. Menciones escritas de los vinos producidos en el benigno tiempo malagueño existen desde el tiempo de los romanos, si bien es a partir de la presencia musulmana cuando el vino resulta ser la inspiración literaria de abundantes autores. En el siglo XVIII llegaron a ser los caldos preferidos de la corte de Rusia, hasta el punto que estaban exentos de pagar impuestos. Nuestros vinos son blancos: vinos de color amarillo, pálidos de aroma varietal, elegantes y limpios, de sabor afrutado, frescos con tonos ácidos; tintos: vinos con cuerpo, bien estructurados, en los que predominan los sabores y aromas minerales y del terruño y dulces: es variadísima la gama de estos vinos dulces.

Miles de personas ocupan al completo las calles y plazas del Centro Histórico y entre copas, toman nuevos bríos para después asistir a la corrida de toros que se celebra en el chisme de la Malagueta. La Feria Taurina de Málaga es una de las más esenciales de España y una cita obligada para los apasionados. La alegría, colorido y gracia son peculiaridades inherentes a nuestra Feria, en la que imágenes de gran tipismo se suceden en todos y cada calle del Centro Histórico de la ciudad. El visitante, que se va a sentir un malagueño más, indudablemente va a quedar prendado de la belleza de nuestra Feria.

La Feria de Málaga en el Real

Al caer la noche del primer sábado de feria, tras una intensa jornada, el alcalde de la ciudad acciona el interruptor que pondrá en funcionamiento la iluminación que alumbrará durante nueve noches el Real de la Feria malagueña, dándose de esta forma por estrenado el Circuito Ferial. Poco después, todos y cada uno de los paseos, casetas y atracciones se llenan de público escandaloso, dispuestos a disfrutar de la fiesta desde el primer momento.

malaga portadas de feria

Uno de los elementos diferenciadores de la Feria de Málaga con respecto a otras, es el hecho de que en todas y cada una de las casetas la entrada es libre y gratuita, pudiéndose gozar de todo género de músicas y entornos (flamenco, malagueñas, verdiales, sevillanas, orquestas, música joven…).

La animación va en aumento, entre copas de vino, risas y baile a lo largo de la noche, y sólo comienza a decaer cuando las primeras luces del amanecer anuncian un nuevo día y el traslado de las fiestas del Real al Centro Histórico de la urbe. En todo caso, la elección es muy personal: también durante el día hay actividades en el Real, como el paseo de caballos y enganches.

Con un número próximo a las 240 casetas, se prepara el Real de la Feria para recibir a malagueños y visitantes. Dispone asimismo de un ámbito de carricoches y atracciones propias de feria, como una enorme zona de aparcamiento para más de quince automóviles y lógicamente, de todos y cada uno de los servicios sanitarios y asistenciales necesarios en un recinto con una superficie próxima a los quinientos mil metros cuadrados que diariamente recibe la visita de cientos de miles de personas.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies